Cómo estamos conformados

Como cita la Ley No. 445 o Ley del régimen de propiedad comunal de los pueblos indígenas y comunidades étnicas de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe de Nicaragua y de los Ríos Bocay, Coco, Indio y Maíz, los pueblos indígenas y comunidades étnicas de la antigua Mosquitia de Nicaragua, la demanda de titulación de las tierras y territorios correspondientes a estos pueblos y comunidades, es un derecho consignado desde la firma de los Tratados Internacionales celebrados entre Inglaterra y Nicaragua, tales como el Tratado de Managua de 1860 y el Tratado Harrison-Altamirano de 1905. Este derecho a la tierra además es reconocido en la Constitución Política de Nicaragua de 1987 y en el Estatuto de Autonomía de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe.

Según la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques, los primeros pobladores en asentarse en la costa pertenecieron al pueblo indígena Mayangna; algunos estudios mencionan que estos provenían de otras zonas del territorio nicaragüense o de más allá de las actuales fronteras. Actualmente, el pueblo Mayangna cuenta con nueve (9) territorios indígenas y abarca 75 comunidades con una población aproximada de 30,000 habitantes.

Los Mayangnas cuentan con Gobiernos Comunales a nivel de cada comunidad y un Gobierno Territorial Indígena (GTI) que los representa para su relación con la nación Mayangna y con otras organizaciones civiles y estatales.

Matumbak

Misión

El Territorio Mayangna Sauni Arungka, a través de su estructura de autoridades tradicionales y el GTI, gestionan el desarrollo integral de sus comunidades mediante el uso racional de sus recursos naturales, protección de su medio ambiente, mejora la calidad de vida de sus pobladores.

Gobierno Territorial Indígena Matumbak

Visión

El Territorio Mayangna Sauni Arungka en gobernanza y gobernabilidad con los líderes tradicionales y el GTI, fortalecido institucionalmente y mediante la administración, el uso racional y sostenible de sus recursos naturales, el marco jurídico nacional e internacional, protección de su territorio, el medio ambiente, identidad, su cosmovisión, equidad de género e inter-generacional impulsa el desarrollo económico social y cultural, para el buen vivir y el bien común de sus habitantes